thumb1
thumb1

El dormitorio se pensó en blanco puro y se lo combinó con azul marino. Las banquetas fueron pintadas a mano por Liliana Golubinsky y suman la cuota de calidez necesaria.