thumb1
thumb1

Todo empezó en la galería El Infinito en el año ´99. Ella quería que su obra de pintura continuara en algo mas que en las paredes y se le ocurrió trasladarla a banquetas. De esta forma, su arte pasó de una tela plana a las tres dimensiones y logró verdaderas obras de arte. Además de tener un diseño contemporáneo, se trata de piezas únicas y firmadas. Liliana pinta el liencillo crudo con tinta indeleble en diferentes colores. Esta síntesis la logró después de una larga trayectoria en el campo de las artes. Ganó más de 40 premios internacionales y actualmente está exopniendo en The American Colection en Miami ($500, vende Miguel Frías, Arte latinoamericano)